domingo, 28 de mayo de 2017

NACIONAL



“HUMO SOBRE HUMO”

Pese a que el gobierno de Mauricio Macri ha implementado varios cambios interesantes en el país, la economía no repunta y ello está dando la oportunidad a los sectores del pasado para intentar regresar contando cuentos reversionados o cómo se dice por estos lugares “vender humo”.





Por Javier B. Dal
La zozobra y la inestabilidad económica parecen no tener fin en todo el continente americano, especialmente en lo que hace a Latino América y más particularmente el Cono Sur. Los gobiernos neoliberales liderados por CEOS empresariales de la más notable alcurnia parecen no ser tan eficientes al momento de administrar un estado. En medio de esta confusión comienzan a revolverse de entre los escombros de los gobiernos populistas, los muertos vivos de esa era finiquitada, amenazando con regresar para seguramente repetir sus programas demagógicos de “pan y circo”.

Sin lugar a dudas que el regreso de aquellas castas corruptas de políticos cuentapropistas y que se alquilan al mejor postor, son historia. Esto a cuento de lo que está sucediendo en Argentina y Brasil, dos puntos del falso “populismo” donde la confusión política se entremezcla con una incertidumbre económica interminable que no parece acomodarse bajo ninguna receta, pareciera estar siendo aprovechada por estos sectores para retomar el poder.

El desfile de figuras repetidas e impresentables no cesa y como si no se hicieran cargo de sus errores, vuelven a la carga para tratar de recobrar la plaza perdida. 

Reciclaje y nada más. De esta manera podemos describir lo que sucede con los políticos de ambos países. En Argentina la ex mandataria Cristina Fernández ha salido a dar una entrevista en exclusiva para periodistas exclusivos K, quienes añoran por un regreso triunfal motivados por la añoranza a las buenas prebendas y altos salarios. Lula por su parte y tras haberse planteado su regreso al poder, se ve muy complicado por los comprobados casos de corrupción durante su gestión.

Ambas situaciones aunque disimiles se tocan en un tema y ese es la corrupción y la estafa moral de supuestos liderazgos socialistas que no lo eran.

Pero a pesar de que estos sectores tratan de revivir a este cadáver político, la gente en Argentina ha cambiado y evolucionado en sus criterios de medición de lo que necesita para que sus situaciones y el país pueda salir de la mediocridad subyugante que tras doce años de corrupción desmedida, ha dejado al país en ruinas.

A pesar de la escena montada en torno a esta entrevista, ninguno de los participes (y menos aún la señora Fernández) podría haber explicado sucesos delictuales como ser los “fondos de Santa Cruz”, “Dólar futuro” y “las inversiones de los K en Calafate” para citar las más mediáticas. Es que esto hubiera roto la atmosfera “popular” de la revolucionaria de cartón. Y si no ¿quién podría tragarse que la señora y Cía son populares cuando han desviados miles de millones de dólares a cuentas en el exterior?  O que decir del “entrañable amigo” que hoy ya no lo es, Baez, “hombre de paja” de todos los negocios irregulares de Néstor Kirchner, encargado de enmascarar el dinero malversado durante años por la pareja santacruceña.

Desde lo político, menos aún podría explicar la tribu “militonta” como la señora revolucionaria, prefería depositar estos dineros en la banca  “imperialista” como es parte el City Bank de New York y que a su vez forma parte de Wall Street. Era por incoherencias como estas que los norteamericanos, se desjarretaban de la risa de las ínfulas revolucionarias de su gobierno, algo que no hacían y no hacen con Venezuela, un proceso político realmente comprometido con causas antimperialistas y anti colonialistas.

Pese a ello, les da la cara para todo. Recordemos sino, cuando en postrimerías de perder las elecciones en 2015, sus huestes “revolucionarias” se desbandaban sin la más mínima señal de resistir y menos aún apoyar a su presidente que se hallaba en un verdadero ataque de histeria por la paliza recibida. Ante los hechos, sus añorados camaradas le dieron la espalda y poco menos decían conocerla. Esa es la calaña de elementos que conforman FPV y que hoy pretenden volver al ruedo alegando que “tienen la fórmula para la salvación” para el colapso económico que pronto llegara.

En el vitral de estos exponentes tenemos a Florencio Randazzo, quien tras haber sido durante años un obsecuente funcionario de Cristina, abandono el barco antes de verse comprometido con el desastre que se venía y las inevitables cuestiones judiciales que hoy los involucra. Es otro lumpen que tratando de usar la gastada argumentación de la “unión” peronista y usando de las estampas de Perón y Evita, trata de hacer la suya sin muchas posibilidades por cierto.

Entre medio de todo esto, la cumbre de intendentes y jefes del “peronismo” encabezada por Cristina Fernández, agregó más  condimento al estofado multicolor de elementos K que entremezclados con los mutantes peronistas, no saben a dónde ir a parar. Como los cachorros de una perra, no saben qué hacer sin la madre que les de mamar. Es por ello que ruegan que ella vuelva.

Dentro de este panorama no hay  distinciones entre izquierdas o derechas (que en realidad actualmente no existen); son tan intrascendentes y carentes de ideología que solo buscan el lugarcito donde acomodarse y nada más. Si es con Cristina bien, si es con Gioja igual y si volvieran capos de otras épocas como Eduardo Duhalde será bien recibido. En éste abanico de posibilidades no hay que descontar las reveladas intensiones de saltar  la política partidaria del cirquero televisivo Marcelo Tinelli, quien, además de tener el dinero para costear sus ambiciones, ha demostrado sus dotes de acomodarse con el gobernante de turno. Recobrar las posiciones del estado del cual mamaron hasta saciarse, es el objetivo de estos camporistas.

Otro magnifico exponente de estos camaleones y vendedores de humo es Sergio Massa, también ex funcionario del ANSES durante la era de Cristina y un panquete de reconocida costumbre en la política nacional.  Obsecuente y considerado como un militante K de alto rango, Massa también al ver que las cosas se estaban poniendo feas, pego el portazo y trató de hacer su propio sector de poder usando las mismas monsergas del impresentable peronismo que hoy rejunta a los mismos que se beneficiaron del señor de las “patillas”.

El último invento de Massa para tratar de colarse en las aspiraciones de poder ha sido la unión con otra ecléctica figura como es la líder del “bloque unipersonal GEN”  Margarita Stolbizer quien con esto último, ha demostrado ser tan díscola y calculadora como su socio en éste proyecto bautizado “Un País” que pareciera profetizar todo lo contrario.

Con este panorama las dudas sobre el rumbo del país se acrecientan sin límites. En vistas a las próximas legislativas el electorado argentino preocupado por el rumbo del país como una nación dentro del contexto de la política internacional se pregunta ¿Qué habrá detrás de todos estos personajes reciclados que solo venden humo? Tal vez ¿más humo?