lunes, 26 de febrero de 2018

EN DEBATE




“TERRITORIO LIBERADO”

Celebración de la Cumbre G-20 en Buenos Aires, pondrá a la Argentina en el centro de interés de la política internacional ¿Quiénes creen que prestaran la seguridad?




Por Pepe Beru
En el presente año, la Argentina será anfitriona de la cumbre del G-20 que se efectuará en la ciudad de Buenos Aires[1], pero su desarrollo tiene una característica inédita en lo que hace a su organización y ello es, que el país no está en condiciones de ofrecer seguridad real a los mandatarios de los países miembros que llegaran al país en noviembre y que se hospedaran en los más importantes hoteles de la ciudad.

La importancia del evento y la relevancia de los huéspedes hace ineludible de que se ponga la máxima atención al sistema de seguridad que debiera estar a cargo del país receptor; pero ¿Qué sucederá con Argentina? Aquí la nota insólita y preocupante. Cómo las FFAA y la inteligencia nacional carece de recursos para hacer frente a tamaña responsabilidad, serán suplantados en sus tareas por fuerzas extranjeras que además de ingresar al país (varias de ellas ya están dentro) se harán cargo de la vigilancia activa y pasiva de la ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Argentinos, algo no está bien. Está muy claro de que esto no tiene sentido, o al menos no para el común de cualquiera que observa desde afuera, que una cumbre tan  políticamente importante, se lleve adelante en un territorio sin defensas ¿Usted cree que es una exageración este punto de vista? Pues antes considere los siguientes puntos: Primero que todo, no ha habido avances en la adquisición de nuevos equipos militares para mejorar las capacidades de las tres fuerzas. Segundo, no se han modernizado los sistemas de guerra electrónica ni los radares de vigilancia que supuestamente se implementarían para tareas de vigilancia de los vuelos de narcotráfico. Tercero, las adquisiciones que se han registrado son intrascendentes y en otros casos obsoletas. Ello recuerda al gobierno de Menem cuando en 1990 tras desatarse la crisis del Golfo Pérsico[2] se apunto sin llamada a participar y sin los recursos para hacerlo, en la guerra que se desataría en enero de 1991.
Macri parece ir en el mismo camino. Con tal de agradar a los gobiernos extranjeros y demostrar que esta de su lado, involucra al país en situaciones para las que no se halla preparado para afrontar. Y precisamente, la defensa y la seguridad sigue siendo un campo postergado.

Definitivamente, el país Argentina como ente político es prácticamente inexistente y muchos especialistas no dudarían cualquiera fuese su orientación ideológica  en considerarle como un “ligero estado fallido” ya que en apariencias tiene instituciones, un parlamento, administración de justicia y unas Fuerzas Armadas en apariencia operativas. Todo es una apariencia y nada más, sin muchos rodeos y haciendo una metáfora, se puede ver que la Argentina como país es como un rehén entregado sin ganas de luchar por su libertad.

¿Cómo es posible que el país haya llegado a semejante situación? No hay que ahondar demasiado en ello. La historia de los últimos 35 años hasta esta parte demuestran con creces el grado de hiper corrupción política que se fue consolidando en las estructuras gubernamentales que, conjugado con políticas de desarme impulsadas por los mismos gobiernos y medidas sectoriales internas teñidas de demagogia, llevaron a la actual situación de absoluta indefensión del país. En el nuevo marco político y según la orientación estratégica del gobierno las Fuerzas Armadas solo deben estar preparadas para tareas policiales y nada más.

A primera vista y considerando esta doctrina, la posibilidad de que Buenos Aires se convierta en la sede de este encuentro llama poderosamente la atención no solo por ésta lamentable situación de seguridad interna sino también por la calamitosa situación económica que representa en la región.

Pero volviendo a lo estrictamente político, vemos que estas carencias pueden redundar en consecuencias muy difíciles de soportar si Buenos Aires no cumple con una seguridad a la altura de los acontecimientos. Es por ello que, será la 4º Flota estadounidense, la FACH chilena y las agencias de inteligencia norteamericana, británica y francesa las que oficialmente prestaran el soporte para la seguridad interior de ese momento.

El evento es presentado por el gobierno de Macri como un acontecimiento de gran importancia para los intereses de país pero, dejo de lado un pequeño aunque imprescindible detalle y ese es que se halla incapacitada para poder proteger a los dignatarios invitados. Esto ha sacado a la luz la lastimera realidad de la defensa nacional que dicho sea de paso, quedo confirmada con el escándalo de la inexplicable desaparición del submarino “ARA San Juan” y los inexplicables entorpecimientos para que se pesquisen varios sectores marítimos[3]. Y si eso no era mucho, los últimos reportes de las continuas incursiones de las flotas pesqueras chinas que no se ven amedrentadas por los disparos de bajo calibre de los buques de la prefectura que además de pocos, son más lentos que los pesqueros furtivos.

Y si todo esto ya es un bochorno que no puede ser tapado por la ministra de seguridad interior Bullrich, los buques patrulleros argentinos deben tolerar que esos buques pesqueros se burlen de sus perseguidores al cruzar los límites de la zona de exclusión que mantienen los británicos en rededor de las Islas Malvinas.

Con todo esto a la vista, se advierte un notable condicionamiento del gobierno a poder tomar decisiones propias y soberanas en virtud de los propios intereses de la Argentina. Con ello queremos decir que se puede intuir que la decisión de que se realice un evento tan relevante (y a su vez comprometedor)  escondería otros propósitos que beneficiarían a los mismos intereses que están tratando de hacerse con el control efectivo  del territorio patagónico.



[1] CANCILLERÍA ARGENTINA. “Argentina presidirá el G-20 en 2018”. http://cancilleria.gov.ar/argentina-presidira-el-g20-en-2018 
[2] DIARIO PUBLICABLE. “1990-Argentina en la Guerra del Golfo”. Publicado el 25 de octubre de 2013. http://www.diariopublicable.com/democracia/1415-1990---argentina-en-la-guerra-del-golfo.html
[3] PENSAMIENTO ESTRATEGICO Y POLITICO. “La hora de las respuestas”. Publicado el 2 de diciembre de 2017. https://pensamientoestraegico.blogspot.com.ar/2017/12/en-debate-la-hora-de-las-respuestas.html