viernes, 6 de octubre de 2017

DEFENSA Y SEGURIDAD




“TERRENO SEGURO”

Ante las amenazas actuales, Argentina hace tiempo que carece de capacidad de respuesta terrestre y lo peor de todo de una capacidad defensiva activa que garantice la integridad territorial. Igualmente las alternativas para solucionar esto están al alcance y algunos productos pueden ser la solución




Por Pepe Beru
A lo largo de la historia hemos visto como un ejército mal preparado y sin las herramientas necesarias para operar con eficacia termina sucumbiendo ante un adversario más preparado o mejor equipado. También es cierto que pueden darse casos de una muy buena preparación de los recursos humanos pero pobremente armados logran rechazar una agresión de un enemigo superior  o de ejércitos numerosos muy bien armados pero con una pésima preparación que son vencidos.

De cada uno de estos casos podríamos dar varios ejemplos y muchos de ellos actuales. Pero en lo que nos interesa aquí es ver cómo se encuentra Argentina con respecto a su fuerza terrestre, es decir su ejército y en particular su fuerza mecanizada, para enfrentar una hipotética situación  conflictiva en la actualidad.

Es necesario comprender que se trata de una hipótesis que busca demostrar la necesidad de una mejora gradual en su equipamiento y en especial el referido a sus vehículos de combate. Si consideramos que se estima que Argentina contaría con solo unos 340 tanques de combate (entre medianos y ligeros), consideramos la extensión territorial del país –y en especial de la Patagonia-  y lo comparamos con la situación estratégica que ocupa en el mapa del Cono sur, el número es ridículo. Haciendo una burda cuenta, el despliegue de estos vehículos para cubrir las fronteras ante una posible amenaza, cumplir con ese objetivo sería imposible.
A1-Abrahams destruido por un misil TOW del Daesh

Ni hablemos si la amenaza –como sucede hoy día- ya está dentro del territorio. A ello le sumamos la preparación de los elementos agresores y la letalidad de sus armas, podrían descabezar en unos días a la mitad de ésta fuerza acorazada con solo coordinar bien sus ataques.

El ejército argentino cuenta con una flota pequeña y antigua de tanques combate de fabricación propia que se dividen en, tanques medianos denominados TAM y tanques caza carros SK-105 KÜRASSIER.

Si vemos las características del tanque TAM pese a su excelencia y su notable desempeño operativo, claramente se halla desfasado en el actual y cruento escenario de las altas tecnologías e incluso dentro del concepto de las guerras asimétricas. Su diseño sigue siendo avanzado pero carece de protección contra las actuales amenazas de misiles guiados y el espionaje electrónico que realizan los Drones. No digamos nada de su vulnerabilidad al fuego aéreo de helicópteros y Drones armados.

Como se ha podido ver en los campos de batalla de los últimos años hasta esta parte, lo que menos importa de un tanque es su elegancia o su robustez. Las ciudades y los pueblos son los nuevos Teatros de operaciones para su desempeño y ello es letal para un tanque. Esto lo aprendieron crudamente los norteamericanos y británicos en su larga ocupación en Iraq donde a manos de la resistencia que usaban modestos cohetes RPG-7 y explosivos improvisados colocados a los costados de las calles, les hicieron perder miles de vehículos blindados (entre ellos Abrahams y Bradley)
TOW-2 usado por Daesh

A todo esto hay que decir, ningún tanque se halla a salvo de los nuevos sistemas de misiles guiados que un solo hombre bien cubierto detrás de una casamata a más de un kilómetro de puede operar a distancia. Y no solo lo decimos por los famosos BGM-71 TOW de fabricación estadounidense que usan con bastante regularidad los grupos mercenarios contra el ejército sirio, sino también por los misiles rusos 9M133 Kornet  que tanto sirios como iraquíes han usado con éxito para demoler a tanques tan sofisticados como son los “Abrahams A-1” de origen estadounidense que curiosamente hoy tripulan los combatientes del “Daesh”.

Incluso se ha observado el desarrollo de novedosas y baratas armas antitanque improvisadas por los mercenarios que operan en Iraq, que demuestran ser tan eficaces y letales como lo es un costoso misil de 50.000 dólares. Como se ha visto hace poco en los combates en Hawija al norte de Iraq, los cuerpos armados de los iraquíes que utilizan vehículos norteamericanos “Humvi”, fueron obligados a retroceder por el fuego de cañones improvisados con municiones antiaéreas que eran disparadas por varios francotiradores dispersos en la zona. Esta táctica que se podría describir como fuego disperso de alto calibre, en manos de tiradores expertos causó un desastre en los vehículos acorazados. 
T-90

Si a ello se suman que existen organizaciones no estatales denominadas “terroristas” como el “ISIS”, “Al Qaeda” y una docena de afiliadas que tienen la capacidad de ubicar con precisión la posición de tropas y vehículos en el terreno utilizando avanzada tecnología informativa como son los Drones espía, el peligro para la indemnidad de los tanques y vehículos de transporte se ve claramente potenciado.

Ante esto y lo que el mercado actual ofrece como productos confiables para desempeñar  las tareas de un carro de combate en situaciones como las descritas, veremos que el sistema T-90 o incluso el T-72 de origen ruso, cumplen con las expectativas para cubrir confiablemente grandes superficies de territorio argentino.

Estos tanques han demostrado su dureza y poder de fuego ante un escenario que los militares sirios no esperaba ver pero que los mismos rusos ya habían conocido en Grozny durante la guerra de Chechenia.  Con una altura menor al TAM, un blindaje de 950mm y un cañón principal de 125mm dotado de mira telemétrica laser (filtro NigthScope), el T-90 representa un ejemplar muy superador del tanque argentino e incluso, es una amenaza a la vista de cualquier potencial enemigo. Incluso la adquisición de un número proporcional de estos ejemplares a la actual existencia de blindados, el T-90 puede darle solidez a una fuerza mecanizada escuálida proporcionándole un grado de protección de la que actualmente carece.
T-72 en acción en Siria

Otra posibilidad es el T-72, un tanque más antiguo pero no menos eficaz. Con cupo para tres tripulantes, un blindaje de 100mm y un cañón de 125mm de ánima lisa,  éste tanque diseñado para enfrentar a los blindados de la OTAN –entre ellos británicos- puede representar un muy buen complemento a la actual fuerza mecanizada. En éste sentido, su desempeño tanto en Siria como Iraq ha sido remarcable en donde además, se le han dotado de otras novedosas  contramedidas contra los misiles guiados que lo vuelve mucho más efectivo al momento de operar.

Considerando la experiencia en estos teatros de operaciones y que lamentablemente parecen ser la demostración de cómo serán las guerras en cualquier otro lugar –y que incluye a la Argentina-, hay que revisar el estado de las fuerzas terrestres nacionales antes de que sea demasiado tarde.